¿Existe un Captcha único y perfecto?

By Click Formacion 360 2 años agoNo Comments
Home  /  Diseño y UX  /  ¿Existe un Captcha único y perfecto?

Un captcha es un test que nos permite asegurar que la persona que interactúa con el contenido que le ofrecemos es una persona, no un robot. Se usa, principalmente, en formularios para evitar que los robots interfieran en  nuestros formularios y nos envíen spam o estropeen nuestros foros.

La imagen más típica de un captcha que todos tenemos en la cabeza es una imagen distorsionada cuya solución se debe escribir en un formulario al lado. Pero este captcha representa un problema para personas con problemas de visión u oído, porque tampoco los lectores de pantalla lo pueden ver bien. Y este no es su único problema.

Los problemas de accesibilidad de un captcha:

Los captchas representan un obstáculo para que personas con algún tipo de problema sensorial puedan acceder al contenido que buscan. Evidentemente, los ciegos son los que se encuentran con más problemas de accesibilidad porque, aunque usen un lector de pantalla, este no puede leer las imágenes con texto en su interior. Además, las personas con visión reducida y los daltónicos pueden tener problemas serios para visualizar correctamente el captcha. Y otras discapacidades cognitivas, como la dislexia, representan también otro obstáculo para entender un captcha.

Distintas versiones de captcha

Usar alternativas a los captcha de imagen puede facilitar su interpretación por parte de cualquier persona, aunque esto no implique la total certeza de evitar la acción de un robot. Los problemas de matemáticas básicos, como una suma, tienen la ventaja de que los lectores de pantalla pueden interpretarlos sin problemas. Pese a ello, debemos ser conscientes de que un robot puede acceder a ellos.

Los minijuegos a resolver son otra alternativa válida al captcha tradicional de imagen. También podemos optar por pedir la verificación de un mensaje a través de un número de teléfono o del envío de un  mail al correo del usuario.

Algunos desarrolladores de web optan por olvidar el concepto típico de captcha y buscar la confirmación de que sus usuarios no son robots a través del tiempo de acceso. Se basan en la idea de que una persona no puede completar un formulario tan rápido como un  robot, aunque es muy fácil configurarlos para que respondan mucho más lentamente. Otra opción para intentar evitar los captcha tradicionales es el sistema conocido como Honey Pot. Se trata de introducir un campo de formulario oculto con CSS para que solo lo vea el robot, y así poder discriminar quién está intentando acceder al contenido. Si nos decidimos por ello, debemos tener en cuenta que no todos los usuarios tienen activado el CSS, y algunos usan autocompletado.

Finalmente, no podemos olvidar el sistema que usa Google: el nocaptcha recaptcha, que mide los datos de navegación del usuario y, además, le hace  clicar en un check box que afirma “No soy un robot”. En algunos casos, también incluye imágenes para etiquetar.

captcha-diseño-ux

Category:
  Diseño y UX
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply

Your email address will not be published.